El 26 de julio las autoridades veterinarias alemanas confirmaron la presencia del virus de IAAP, subtipo H7N7, en una explotación de 14.104 gallinas ponedoras en Herzlake, en Baja Sajonia 
Los síntomas comenzaron el día 24 de julio cuando se observó una disminución en la puesta de huevos y en el consumo de pienso y mortalidad.
No ha habido intercambios comerciales de aves de corral o sus productos desde la explotación afectada a nuestro país. 
Ante la sospecha de este foco fueron aplicadas las medidas previstas en la Directiva 2005/94/EC, entre ellas el sacrificio de todas las aves de la explotación, antes incluso de la confirmación laboratorial, terminando esta operación el mismo día 26 de julio. En el área de restricción de 1 km establecido, se han localizado tres explotaciones no comerciales y se ha procedido al sacrificio de todos los ejemplares.
La explotación afectada se encontraba en las proximidades de la instalación en la que se había confirmado un foco de IABP el pasado 11 de junio. De hecho, fue muestreada en el curso de la consecuente investigación epidemiológica, con resultado negativo.
En lo que va de año Alemania ha notificado tres focos de IAAP y dos de IABP (ver mapa adjunto). En los próximos días, la Comisión elaborará un documento sobre las medidas de salvaguardia a adoptar en la UE en relación con estos focos.
El origen de la enfermedad es aún desconocido aunque la hipótesis más probable apunta al contacto con aves silvestres. Se recuerda la necesidad de reforzar las medidas de bioseguridad en las explotaciones avícolas, especialmente, aquellas medidas destinadas a evitar el contacto con aves silvestres.


Fuente Rasve