En enero de 2012 la posición de los estados será decsiva para el seguimiento del proyecto de la Comisión.

La Comisión ha propuesto la reintrodución de las proteínas animales procesadas (PAPs), en la alimentación animal y continuará las discusiones con el resto de estados durante el mes de diciembre.
en caso de encontrar fuerte oposición a la propuesta, la Comisión considerará dos opciones: autorizar el uso de PAPs solo a las granjas, fábricas de pienso o mataderos monoespecie, o bien emplearlas solo en la alimentación de peces en una primera fase.
Francia se opone a levantar la prohibición de uso de las PAPs.