La retirada de huevos del mercado estadounidense por un brote de salmonella supera ya las 500 millones de unidades, después de que una segunda granja del estado de Iowa se sumara este viernes a la operación

La empresa Hillandale y Wright County Egg, han retirado de forma voluntaria más de 500 millones de huevos de las tiendas, después de que pruebas de laboratorio detectaran la presencia de salmonella.

Las tiendas en las que distribuyó los productos están diseminadas por catorce estados del país: Arkansas, California, Iowa, Illionis, Indiana, Kansas, Minnesota, Misuri, Nebraska, Dakota del Norte, Ohio, Dakota del Sur, Texas y Wisconsin.

Entre mayo y julio de este años hubo 2.000 casos de salmonelosis al ingerir huevos, 1.300 más de lo usual en esa época del año.

Según las estimaciones de la industria, los estadounidenses consumen alrededor de 220 millones de huevos diarios.