Estudio sobre caracterización de la avicultura de carne alternativa en España - Asociación Española de Ciencia Avícola - AECA - WPSA


El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, presentaba el 30 de junio de 2005 las conclusiones del primer estudio realizado sobre el sector de la avicultura de carne alternativa en España, que engloba los sistemas de cría de pollo y pavo en sistemas más extensivos y con características diferenciadas en materia de calidad del producto final, bienestar animal y sostenibilidad, así como la cría de otras especies como las aves ecológicas, el capón y la pularda, el pato para la producción de carne, las palmípedas para producción de foie, así como la pintada, la codorniz, la perdiz, el faisán, el pichón y el avestruz.

El objetivo del estudio es crear una base para la toma de decisiones y planificar las medidas de futuro a acometer por administraciones públicas y sector. El estudio se ha realizado con la colaboración de expertos y durante el mismo se han realizado más de 2.800 encuetsas directas a nivel de producción, transformación, comercialización, demanada, restauración y consumo.
Además, se ha abordado el estudio de viabilidad de la reconversión de una explotación de avicultura convencional a alternativa. El resultado es que no sólo es viable, si no que la avicultura alternativa es más rentable que la convencional, aunque por otra parte tienen mayores riesgos.
El estudio arroja datos de un 7% de producción de carne de avicultura alternativa en España, de la que 31% es pollo con salida libre, 28% pollo extensivo en gallinero, 20% pollo de granja al aire libre, 11% codorniz, y 9%  9%.
Entre las conslusiones, detaca una participación al alza de las grandes cadenas de distribución, que inluso presentan marcas propias, una falta de información al consumidor sobre estas producciones y la necesidad de una mejor estructuración de los distintos eslabones de la cadena.
Finalmente, el estudio pone de manifiesto fortalezas de este subsector, como son la mejor calidad organoléptica y buena imagen entre los consumidores. Juegan en su contra unos costes de producción mayores, presencia de etiquetados no conformes y competencia desleal.